Elihan

 

Jabón artesanal de Lavanda

Jabones artesanales con lavanda

Originaria de las flores del Mediterraneo, se cultiva con frecuencia en huertos, jardines y crece de forma espontánea en el campo. También llamada espliego, (aunque se trata de
especies diferentes), es muy conocida ya desde la antigüedad. El botánico Mathiole, en el siglo XVI, consideraba sus flores como la más eficaz de todas las panaceas. En el Renacimiento, sus hojas eran añadidas a las ensaladas.

Su nombre proviene del latín lavara (lavar), ya que los romanos la utilizaban para sus baños. A través de la historia  ha sido utilizada con fines cosméticos y
medicinales.

Las flores de azul violáceo, se agrupan en espigas muy aromáticas que proporcionan un olor muy característico.

Una de sus principales propiedades es que posee un efecto ansiolítico, lo cual la convierte en un remedio eficaz para calmar los nervios en caso de ansiedad, irritabilidad, insomnio, taquicardia y migrañas; por su acción calmante, antiséptica y cicatrizante, en uso tópico se aplica en baños y compresas para tratar dolores reumaticos, infecciones cutaneas, heridas.

Sus propiedades en aromaterapia son conocidas desde la antiguedad: calmante y sedante, favorece el sueño y la tranquilidad; para personas con tendencia a preocuparse por todo y hacer dramas , serena, trae paz y combate el mal
humor. Es también muy eficaz contra los mareos y palpitaciones de origen nervioso del corazon.

Crea un ambiete discreto y delicado, con efectos equilibradores, tonificantes y calmantes al mismo tiempo.