Elihan

 

Jabón artesanal de Jazmín

Jabones artesanales con jazmín

"La flor del perfume". El jazmín es de origen arabe, pronto extendido por Europa. Es un arbusto trepador con hojas opuestas de flores blancas muy perfumadas. Sus valores más apreciados son la belleza de su flor y su aroma; de ahí su gran uso en perfumería y cosmética.

Los especialistas definen el aroma del jazmín como floral, calido, especiado, frutal o alicorado. El aceite esencial  se obtiene de las flores y se extrae por la noche para conservar su hermoso perfume.

Tiene muchas propiedades: antiespasmodico, estimulante, antidepresivo, antiséptico, analgésico y expectorante; en cosmética natural, el aceite de jazmín esta especialmente indicado para hidratar pieles delicadas y mejorar cicatrices.

El jazmín es considerado como el rey de las flores, es cálido y seductivo, cuando se evapora genera un ambiente de relajamiento y excita los sentidos, de ahí su efecto como afrodisiaco natural.

Su fuerte aroma ha sido considerado desde siempre como un amigo de quienes están hundidos en las sombras, ya que les permite abrirse camino hacia la luz. Da fuerza y confianza en uno mismo en casos donde la persona se muestra indiferente y apática. Ayuda a autoelevarse.
Es también habitual su uso en masajes, ya que actúa como poderoso relajante muscular.